Historia de la Fundación

Mientras vivíamos en España mi hija fue diagnosticada con la enfermedad celiaca, aun estando allí era un tema poco frecuente y del cual tuvimos que aprender. En España existen muchas asociaciones que ofrecen información útil para mejorar la vida de estas personas. El apoyo que recibí me sirvió para conocer mejor la enfermedad, para asegurar para mi hija una dieta libre de gluten y para poder realizar tareas de la vida normal que ante una condición como esta tienen que llevarse a cabo con especial cuidado , viajes, ir al colegio, asistir a fiestas de cumpleaños y en general todo lo que implica permanecer fuera de la casa por largo tiempo. En todo este proceso he ofrecido charlas acerca del manejo de la enfermedad y estuve por ejemplo asesorando al colegio de mi hija en la implementación de un menú sin gluten seguro para ella y otros alumnos con su misma condición. Al volver a Colombia me encuentro con que esta enfermedad es considerada exótica en nuestro medio y por lo tanto existe mucho desconocimiento y pocos recursos para que estas personas puedan llevar a cabo con éxito una vida normal fuera de su casa. Es por esto que he creado esta fundación pues la condición de mi hija es más común de lo que inicialmente se espera en Colombia y porque además recibimos cada vez mas extranjeros que también sufren esta condición y que necesitan solventar sus necesidades en nuestro país.