Diagnóstico de la celiaquía

La enfermedad celíaca es muy singular. No tiene cura aunque sí un tratamiento tan sencillo como incómodo de cumplir: eliminar del menú los productos con gluten (una proteína presente en el trigo, centeno y cebada). Posee, además, la facultad de ocultarse detrás de un gran abanico de manifestaciones clínicas que complica extraordinariamente su diagnóstico.

Una vez existe sospecha de sufrir de esta enfermedad lo más importante es NO INICIAR LA DIETA SIN GLUTEN hasta tanto no se hayan efectuado los exámenes del caso los cuales deben ser ordenados por el especialista, a manera informativa y general relacionamos los exámenes típicos que se toman para el diagnostico de la enfermedad celiaca

  1. Prueba de sangre Anticuerpos antitransglutaminasa Tisular
  2. Biopsia duodenal
  3. Prueba genética

Cada especialista según su criterio ordena todos o algunos de estos exámenes para el diagnostico